Perspectiva Ciudadana
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Suscrbete al Newsletter/Boletn

En portada


Comparte

Falta de confianza torpedeó la política económica del Gobierno
ANA MITILA LORA | listin.com.do | 08-08-2001
    

El salvó al país de una debacle económica, pero falló en transmitir la confianza y las certidumbres en el futuro que necesitan los agentes económicos para seguir invirtiendo sus capitales.

La administración del presidente Hipólito Mejía quedó entrampada en una paradoja en su primer año de : Eliminó con éxito los resultados de la indisciplina fiscal cometida por la gestión del expresidente Leonel Fernández, pero a los ojos del público, es la de Mejía la que figura caótica.

En esa tesitura se expresó el economista Isidoro Santana al evaluar las ejecutorias del en sus primeros doce meses, ante decenas de dirigentes de barrios marginados del Distrito Nacional, en un coloquio organizado por el Centro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo, Participación Ciudadana y Acción Comunitaria por el Progreso, (ACOPRO), de Sabana Perdida.

Cuando la gestión de Mejía tomó las riendas de la nación, el 16 de agosto del año pasado, se llevó una sorpresa con que no contaba en su alforja de planes: la amenaza de inestabilidad económica y el contexto internacional.

Encontró esos problemas, pero creó otros, como la incertidumbre y falta de confianza en el porvenir.

"Este nos saló de una inestabilidad económica, de la que la gente no tiene todavía idea. Las reservas internacionales iban en picada. Al ritmo que llevaban quedarían pocos dólares en el Banco Central en diciembre del 2000. El país enfrentó una amenaza similar a los inicios de los años noventa, cuando al frente del timón se encontraba el expresidente Joaquín Balaguer".

La administración de Mejía resolvió la situación con valentía y con una política de ajustes. El tenía que gastar menos. Para ello tenía sólo dos opciones. Cancelar a muchos empleados públicos de sus puestos de trabajo o paralizar las obras en proceso de construcción. El equipo económico tenía que lograr que la gente gastara menos y la única manera de lograrlo era cobrando más impuestos, de manera que disminuyera el gasto de la gente o que los comercios encontraran menos personas a quienes venderles", explicó Santana.

El momento de la recesión
Después de los ajustes, llegó la recesión económica. "Era lo lógico y era lo que esperaban los técnicos. Pero lo que no se esperaba era que la recesión se mantuviera por tanto tiempo. Se suponía que una vez resuelta la amenaza de inestabilidad, la economía siguiera su carril. ¿Por qué no se normalizó?", preguntó el economista.

Isidoro Santana lanzó su hipótesis. El se encargó de generar desconfianza. El gabinete económico designado el 16 de agosto no convenció a nadie. Dio la sensación de que no trabajaba como equipo y que no tenía propósitos comunes. "El partido (el Revolucionario Dominicano) más grande de República Dominicana tiene en su militancia los mejores hombres y mujeres, pero también a los peores. Por eso el gabinete no logró confianza, pero en ese momento quedaba el presidente Hipólito Mejía, el mayor activo del ".

Los errores de Mejía
¿Qué pasó con Mejía en estos últimos doce meses? La confianza depositada en el presidente fue minada por él mismo. Adoptó una serie de decisiones sin miramientos, sin consulta, y luego venían las rectificaciones, (En algunos casos, como en el cambio de hora, fue positivo dar marcha atrás). El presidente inició su nefasta política de intervenciones diarias en los medios de comunicación. Hablaba de más y cada vez más groseramente.

Llano y didáctico, Santana habló en el Centro Bonó como un maestro de escuela. "Soy economista y tengo un gran respeto y admiración por profesionales como Guillermo Perry, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe y Ricardo French-Davis, funcionario de la Comisión Económica para América Latina de las Naciones Unidas (CEPAL). Ambos se pronunciaron contra los bonos soberanos y Mejía reaccionó irreflexivamente llamándoles prácticamente mongólicos". Cierto estupor llenó el ambiente.

La falta de confianza
Santana, miembro de la firma de consultores Ecocaribe y de la Fundación Siglo XXI, explicó el complejo proceso de toma de decisiones de los empresarios.

Rsaltó que en ese proceso además de los factores concretos interviene la percepción psicológica. "La inversión privada requiere de decisiones futuras que se adoptan hoy. En un ambiente de inseguro, la gente se siente incapaz de predecir que pasará mañana".

La gente percibe que el participa de una loca carrera de endeudamiento para gastar mucho. "Lo cierto es que, por ejemplo, se aprobaron los bonos soberanos, pero el no ha gastado todavía un solo centavo. Pero la gente piensa lo contrario y esta percepción también genera desconfianza". Santana reconoció que no dispone de cifras oficiales para saber a cuanto ascienden los nuevos endeudamientos. Pero según el recuento elaborado por El Caribe, estos ascienden a mil 700 millones de dólares. "Si es así es mucho dinero para ser créditos privados que son mucho más caros que los públicos". Sentenció.

Los bonos no son malos en sí, aclaró Santana. Puso el ejemplo de una persona que nunca toma nada prestado y por lo tanto no tiene crédito en ningún comercio.

Pero advirtió cautela. "No es lo mismo deberle a instituciones financieras como el Banco Mundial o Interamericano de Desarrollo que no tienen fines de lucro, que deberle a la banca privada que lo único que le importa es ganar dinero".


Deudas, una mala herencia
Mejía no inventó los bonos. En las últimas décadas este mecanismo fue utilizado por los presidentes Joaquín Balaguer y Antonio Guzmán. Santana recordó que Balaguer emitió bonos "soberanos" durante el período de los doce años para poder poner en marcha sus Leyes Agrarias y pagarle a los propietarios de terrenos con esos bonos. Por supuesto, Balaguer no le pagó a la mayoría de esa gente. Guzmán, tras el ciclón David y la tormenta Federico, emitió bonos en 1979. A los bancos privados, Balaguer prácticamente los obligó a comprar bonos del Estado, mediante un mecanismo que tenía que ver con el encaje legal que se le exigía a las entidades financieras. El Estado nunca honró sus compromisos. Ahora, para Mejía emitir los nuevos bonos tiene que honrar las deudas contraídas por Balaguer, Guzmán y Leonel Fernández. Mejía necesita emitir la señal de que esta vez el Estado si va a pagar.

Nuevo rumbo en la economía
Santana cree que la economía está preparada para reiniciar el crecimiento económico que tuvo cuando el país disfrutó de los precios más bajos del petróleo en cien años. "Se espera que los agentes económicos tengan confianza de que no habrá indisciplinas futuras como las cometidas por la administración Fernández y que este conjuró".

 

 

blog comments powered by Disqus

Etiquetas: |
Enlace al artículo original:

 

Ñapa: Blogs
Pablo McKinney Atilio Borón Robert Reich Michael Moore Carlos Báez Evertsz
Federico Mayor Zaragoza Juan Torres López Manolo Pichardo Carlos Santos Vicenç Navarro
Rosario Espinal Paul Krugman Angeles Mastretta Adriano Miguel Tejada Ramón Tejada Holguín
Antoni Gutiérrez-Rubí        
Diario multimedia no lucrativo dominicano a favor de políticas solidarias, la tolerancia y el bienestar ciudadano, Perspectiva Ciudadana es una iniciativa de
Red Vida Cotidiana
, empresa ciudadana solidaria, ONG de la República Dominicana. En la red desde enero de 2001. Reproducción permitida, siempre que se cite la fuente. Celebramos y estimulamos el Software Libre. Perspectiva Ciudadana está diseñada y gestionada con PHP, Apache, MySQL y Ubuntu/Linux.
Portada | Quines somos? | Contacto | Publicidad