Perspectiva Ciudadana
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Suscrbete al Newsletter/Boletn

En portada

El PLD y partidos aliados, con los diversos sectores  y movimientos sociales del país, tendremos la oportunidad histórica de concertar y de conducir nuestros esfuerzos y recursos  con una direccionalidad común: reducir las desigualdades sociales, elevar la calidad de vida de todos y construir una economía próspera  menos vulnerable. Preocupémonos más por los contenidos que por las personas que integraran el próximo gobierno.


Comparte

Entre virtuosismo y partituras.
Pedro Luis Castellanos | perspectivaciudadana.com | 10-07-2012
    

Hemos escuchado o leído muchas especulaciones sobre quienes podrían integrar el equipo de gobierno de Danilo Medina, a partir del próximo 16 de agosto. Presiento que la gran mayoría de ellas, sino todas, son más producto de la imaginación de sus proponentes que de informaciones procedentes del próximo Presidente. 

Danilo ha dicho reiteradamente, durante la campaña electoral y posteriormente, que desea hacer un gobierno con partitura, que funcione como una orquesta  de virtuosos intérpretes, que toca la misma melodía, bajo su conducción como director.

Durante la campaña,  aunque algunos parecieron no escucharlo, Danilo enfatizó en los contenidos de su propuesta programática, concebida como un cuerpo coherente de propuestas  primordialmente orientadas a lograr reducir  1.5 millones de pobres, generar 400,000 nuevos puestos de trabajo dignos, y lograr un crecimiento del PIB anual en 4.5 % promedio anual, en los próximos 4 años.

El eje de estos planteamientos ha sido la necesidad de sentar las bases para un nuevo modelo de desarrollo  que eleve la calidad de vida de la población, reduzca la exclusión social, integre los diversos sectores de la economía y fortalezca nuestra capacidad productiva de bienes y servicios. Para lograrlo, Danilo ha llamado a fortalecer el turismo, las zonas francas, y sobre todo la producción agropecuaria (incluida la producción campesina), las pequeñas y medianas empresas, las cooperativas y otras formas de economía solidaria, y al mismo tiempo  sistemas educativos, de salud y seguridad social, de cobertura universal con calidad.

Desde que concluyó el certamen electoral y fue proclamado Presidente electo, Danilo ha señalado reiteradamente que aspira a lograr una amplia concertación nacional, que se traduzca en una especie de nuevo pacto social, con claras metas y compromisos sociales y económicos, sustentados en un  pacto fiscal, un pacto por la electricidad y un pacto por la educación.

Es claro que para alcanzar estos grandes propósitos, se requiere importantes reformas en el Estado y sobre todo en el Gobierno, para elevar la credibilidad y sobre todo la transparencia y la efectividad de la gestión publica.

El Presidente electo  ha dedicado largas horas al trabajo de preparar la “partitura” de cada una de las principales posiciones del Gobierno Central, y para identificar y afinar las principales decisiones y acciones que deberán ser desarrolladas desde los primeros días de su gestión.

No es de extrañar entonces, independientemente de cuales sean las tradiciones, que el Presidente electo, hasta ahora  no haya señalado ni uno de sus próximos mas cercanos colaboradores y Ministros. Su énfasis ha estado, más que en identificar “quienes”, en precisar lo mejor posible los “que” y los “como” de la próxima gestión. Esto es lo que ha llamado las “partituras”. No seria sorprendente si  las designaciones, una vez   asuma las funciones de Presidente, no  obedezcan solo, y tal vez no tanto, a las características o antecedentes de las personas, como a su compromiso con el programa de gobierno y los planes que han sido diseñados para aplicarlo.

Pocos dudan que Danilo intentará conformar un equipo de gobierno, que incluya “virtuosos”, es decir personas calificadas por su capacidad, experiencia y formación, y que gozan del reconocimiento y aprobación de los mas diversos sectores de la sociedad, pero sobre todo muy pocos dudan que las personas designadas para integrar los equipos de gobierno, deberán aplicar en la medida posible la “partitura” que el director conducirá armónicamente.

Cada cambio de gobierno genera incertidumbres y expectativas, pero deberíamos estar mas concentrados en las propuestas programáticas, planes y hasta en la agenda legislativa que de ellos se deriva, que en tratar de adivinar o predecir los nombres que tendrán que protagonizar  el concierto de la próxima gestión gubernamental.

Con esta actitud, Danilo esta marcando una nueva tradición, una nueva forma de hacer las cosas. Está  logrado que el periodo de transición, desde el 2 de mayo pasado,  transcurra sin grandes traumas, reconociendo la autoridad del Jefe de Estado,  como única expresión del poder ejecutivo,  y tratando de orientar la opinión pública, en preparación para las tareas a desarrollar a partir del 16 de agosto.

Tal vez nos ayudaría mejor a comprender la que será dinámica predominante en el próximo gobierno,  si centráramos  nuestras reflexiones en los aportes que, desde diversos sectores de la sociedad, podemos hacer para fortalecer el cumplimiento del programa de gobierno.

El país tiene grandes expectativas, siente que debe fortalecerse los aciertos de la gestión del Presidente Fernández y sus Ministros, muchos de ellos de gran trascendencia,  al mismo tiempo que deben lograrse importantes cambios en el modelo económico y en la institucionalidad pública. Danilo se ha preparado para cumplir estas misiones, cuenta con un programa coherente y claramente direccionado, cuenta con la experiencia  y la madurez para conducir al Estado y la Sociedad hacia un nuevo modelo de desarrollo.

 Con seguridad será acompañado por reconocidos “virtuosos” de sus respectivos “instrumentos”, pero mas seguro aun, sus acompañantes  dispondrán de claras “partituras”, que deberán interpretar armónicamente,  independientemente de quienes sean. Más que un gobierno de personas con afán de protagonismo, el próximo podría ser uno de programas y planes, de trabajo en equipo, y de amplias concertaciones sociales alrededor de agendas de cambio que sustentadas en la Estrategia Nacional de Desarrollo, definan las orientaciones de trabajo.

El PLD y partidos aliados, con los diversos sectores  y movimientos sociales del país, tendremos la oportunidad histórica de concertar y de conducir nuestros esfuerzos y recursos  con una direccionalidad común: reducir las desigualdades sociales, elevar la calidad de vida de todos y construir una economía próspera  menos vulnerable. Preocupémonos más por los contenidos que por las personas que integraran el próximo gobierno.

 

blog comments powered by Disqus

Etiquetas: Pedro Luis Castellanos | Política | Danilo Medina | Presidente electo | Gobierno de Danilo | PLD | Aliados | |
Enlace al artículo original:

 

Ñapa: Blogs
Pablo McKinney Atilio Borón Robert Reich Michael Moore Carlos Báez Evertsz
Federico Mayor Zaragoza Juan Torres López Manolo Pichardo Carlos Santos Vicenç Navarro
Rosario Espinal Paul Krugman Angeles Mastretta Adriano Miguel Tejada Ramón Tejada Holguín
Antoni Gutiérrez-Rubí        
Diario multimedia no lucrativo dominicano a favor de políticas solidarias, la tolerancia y el bienestar ciudadano, Perspectiva Ciudadana es una iniciativa de
Red Vida Cotidiana
, empresa ciudadana solidaria, ONG de la República Dominicana. En la red desde enero de 2001. Reproducción permitida, siempre que se cite la fuente. Celebramos y estimulamos el Software Libre. Perspectiva Ciudadana está diseñada y gestionada con PHP, Apache, MySQL y Ubuntu/Linux.
Portada | Quines somos? | Contacto | Publicidad