Perspectiva Ciudadana
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Suscrbete al Newsletter/Boletn

En portada

Algunos sectores  residenciales no escapan a la contaminación por ruido, ya  colmadones, guaguas vendedoras de víveres, agua y otros productos, así como carros, yipetas y camiones  equipados de poderosos equipos de sonidos irrumpen la tranquilidad de hogares, clínicas, hospitales, colegios, escuelas, etc. ocasionando un trastorno al desenvolvimiento normal de la actividades de estos recintos. “Mire, yo vivo en Villa Consuelo y eso es el mismo infierno, si no es un taller con una pulidora, es una ebanistería cortando madera y cuando se va la luz es peor, porque prenderán las plantas hechas con motor de carros para trabajar y eso hace una bulla del diantre”, afirmó Dionisio Guzmán.


Comparte

Colmadones, vehículos y motos: los principales contaminantes por ruido en Santo Domingo
Jorge González | elnacional.com.do | 14-09-2009
    

Las principales avenidas y calles de Santo Domingo se han convertido, debido al ruido, en un peligroso foco de contaminación sónica, que ocasiona múltiples trastornos a la población de las ciudades y barrios, ya que incide en el nivel de calidad de vida.

El ruido, además, puede provocar efectos nocivos sobre la salud, el comportamiento y las actividades de hombres, mujeres, niños y hasta animales, provocando efectos psicológicos y sociales de gran preocupación.

Se define como ruido “Todo sonido indeseable que, según su naturaleza, magnitud o duración, puede afectar la salud y/o producir efectos adversos para las personas y el ambiente”.  El nivel de ruido se mide en decibelios (db).

Después de un escarceo a la percepción de este redactor quizás los 4 principales focos de contaminación sónica son: avenida Duarte con calle Paris, San Vicente de Paúl con Arzobispo Fernández de Navarrete (Bomba de Los Mina,  Santo Domingo), San Vicente de Paúl con carretera Mella (frente a Mega Centro) y carretera Mella con Charles de Gaulle, esto tiene su explicación ya que dichos puntos tienen algo en común y es que son los más importante distribuidores de tráfico y tránsito de la ciudad.

“Si esto sigue así, tendremos que irnos a vivir al campo, los motoristas y carros sin mofler y la bocina de las guagüitas que venden agua, van a volver a uno loco”, manifestó Bolívar Campusano, residente en el barrio Puerto Rico, de Los Mina.

Los vendedores ambulantes y fijos que abarrotan avenidas y aceras, pregonando sus mercancías a toda voz. ¨ Tarjeta¨, ¨Aguacateee¨, ¨ Plátanos, ¨agua¨, ¨Mani¨, Los cobradores de guaguas, vociferando sus rutas, ¨11, 12 Barrio nuevo¨, ¨Charle -Invivienda¨, ¨ Villa Faro-Mendoza¨, los altoparlantes de algunas tiendas ¨Zapatos a 100¨, ¨Todo a 10¨, y las bocinas de carros, guaguas y camiones, así como la falta de silenciadores en los tubos de escape de los vehículos hacen que a diario una esquina como la Duarte con Paris, se convierta en algo verdaderamente insoportable.

Algunos sectores  residenciales no escapan a la contaminación por ruido, ya  colmadones, guaguas vendedoras de víveres, agua y otros productos, así como carros, yipetas y camiones  equipados de poderosos equipos de sonidos irrumpen la tranquilidad de hogares, clínicas, hospitales, colegios, escuelas, etc. ocasionando un trastorno al desenvolvimiento normal de la actividades de estos recintos.

“Mire, yo vivo en Villa Consuelo y eso es el mismo infierno, si no es un taller con una pulidora, es una ebanistería cortando madera y cuando se va la luz es peor, porque prenderán las plantas hechas con motor de carros para trabajar y eso hace una bulla del diantre”, afirmó Dionisio Guzmán.

La Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales y su ley 64-00, promulgada por decreto num. 273-94, son los responsables de la regulación del ruido y la creación de los estándares de contaminación por ruido, estableciendo las prohibiciones y sanciones para los infractores.

Las prohibiciones abarcan ruidos de equipos de sonidos, plantas eléctricas, ventas con altoparlantes, los sonidos de maquinarias, vehículos sin silenciadores, así también del uso de bocinas, instalaciones y pruebas de los equipos musicales en lugares residenciales, el uso de sirenas, destinado a policías, ambulancias y bomberos, etc.

El límite aceptado por Medio Ambiente y por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 65db, Diurno ( 7 a.m.-9 p.m.) y 50 db, nocturno (9 p.m.-7 a.m.). A partir de esa cantidad empiezan los problemas, y si se superan los 80 db, dependiendo del tiempo de la exposición puede llegar la sordera.

A pesar de las prohibiciones y sanciones de la citada ley, y el acuerdo entre la Autoridad Metropolitana del Transporte  y La Secretaria de Medio Ambiente, para combatir el ruido, todo sigue igual y la contaminación sónica va en aumento en toda la geografía nacional.

La salud

Cada año aumenta la cantidad de niños y adolescentes sometidos a tratamiento especializado para corregir problemas auditivos; esto es debido a que el nivel de ruido en muchos lugares supera el permitido por el oído humano.

 

blog comments powered by Disqus

Etiquetas: Gobiernos municipales | Ciudadan@s y solidari@s | Salud |
Enlace al artículo original: http://www.elnacional.com.do/reportajes/2009/9/14/26529/Colmadones-vehiculos-y-motos-son-los-principales-responsables

 

Ñapa: Blogs
Pablo McKinney Atilio Borón Robert Reich Michael Moore Carlos Báez Evertsz
Federico Mayor Zaragoza Juan Torres López Manolo Pichardo Carlos Santos Vicenç Navarro
Rosario Espinal Paul Krugman Angeles Mastretta Adriano Miguel Tejada Ramón Tejada Holguín
Antoni Gutiérrez-Rubí        
Diario multimedia no lucrativo dominicano a favor de políticas solidarias, la tolerancia y el bienestar ciudadano, Perspectiva Ciudadana es una iniciativa de
Red Vida Cotidiana
, empresa ciudadana solidaria, ONG de la República Dominicana. En la red desde enero de 2001. Reproducción permitida, siempre que se cite la fuente. Celebramos y estimulamos el Software Libre. Perspectiva Ciudadana está diseñada y gestionada con PHP, Apache, MySQL y Ubuntu/Linux.
Portada | Quines somos? | Contacto | Publicidad