Perspectiva Ciudadana
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Suscrbete al Newsletter/Boletn

En portada

Al entrar en los tiempos de campaña electoral para las elecciones presidenciales de 2010, ¿mantenemos una mirada al exterior y la crisis internacional que evoluciona? ¿O pecamos de nuestra tradicional insularidad y actuamos –como me decía un amigo- como si fuéramos un continente?


Comparte

A nivel mundial la crisis prosigue… ¿y nosotros?
Julio Sánchez-Maríñez | perspectivaciudadana.com | 06-09-2011
    

Al entrar en los tiempos de campaña electoral para las elecciones presidenciales de 2010, ¿mantenemos una mirada al exterior y la crisis internacional que evoluciona? ¿O pecamos de nuestra tradicional insularidad y actuamos –como me decía un amigo- como si fuéramos un continente?

La ya controversial directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en una entrevista a la revista alemana Der Sipiegel, advierte sobre el riesgo de que la economía mundial vuelva a entrar en recesión. En eso coincide con advertencias de Robert Zoellick, director del Banco Mundial.

En Estados Unidos el Presidente Obama tiene programada una aparición en el Congreso de los Estados Unidos para abordar el persistente problema de la reactivación económica y la generación de empleos. En ese país el crecimiento del empleo es muy débil y se estancó en agosto, concomitantemente a una debilitada confianza del consumidor que desalienta a la contratación de personal por las empresas. Ayer, al conocerse estos reportes de agosto de Estados Unidos, las bolsas de los Estados Unidos y Europa experimentaron caídas en las acciones, en un 2.2% el Dow Jones, en un 2.58% el NASDAQ y en un 2.5% el FTS Eurofirst 300, por ejemplo.

Portugal, Irlanda, España y Grecia, los PIGS, se debaten entre sus planes de austeridad y el estancamiento, sin saber aun si apuran tragos amargos o la cicuta. Italia, que se resiste a caer en el peldaño en que ya están los PIGS, acaba de recibir un llamado de urgencia a reducir su déficit de parte del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, a pesar de que el gobierno de Berlusconi ha presentado un plan de recortes por el monto de US$60 mil millones.  Recortes que han caído a los italianos como un balde de agua fría en invierno y que, como nota curiosa, han llevado a la villa de Filettino, en el Lazio, a declarar su independencia, como en los tiempos previos a Garibaldi, y a imprimir su propia moneda, el Fiorito.

Alemania, que parece sólida, si bien adopta enfoques de austeridad en su gasto público, tendrá que lidiar no solo con la deuda a sus bancos de los países en problemas, sino con el futuro de sus exportaciones al resto de la Unión Europea.  Hay que recordar que en los últimos años ese país se benefició del aumento de sus exportaciones, especialmente en el seno de la zona euro y de la Unión Europea, mercados que se han debilitado significativamente en su capacidad de compra, Con un euro muy fuerte y un dólar debilitado, las exportaciones alemanas fuera de la zona del euro enfrentan un camino muy empinado, más aun con una economía en tan difícil situación como la de Estados Unidos. Podría decirse que Alemania salvará sus bancos pero lastimará sus exportaciones. Por otra parte, su salud financiera está conectada con un proceso de represión de los salarios y una precarización del trabajo (en septiembre de 2010, 7,3 millones de trabajadores alemanes -17% de su fuerza laboral- sólo disponían de un trabajo a tiempo parcial, con una remuneración de no más de 400 euros al mes).

En Asia, Japón no termina de recomponerse ni de salir de su “prolongado letargo” (Stiglitz), estrenando en estos días un nuevo primer ministro, el conservador Yoshihiko Noda. Tan solo la crisis coyuntural acarreada por el terremoto y el tsunami del pasado abril ha implicado perdidas mayores a los 100 mil millones de dólares para la tercera economía mundial.

China, que ha establecido en un mínimo de un 8% anual el ritmo de crecimiento de su economía para ser capaz de evitar situaciones inmanejables en su potencialmente conflictivo tejido social, ralentizará su crecimiento a un 9.6 por ciento en 2011 y a solo un 9.2 por ciento en 2012, según estimaciones del Banco Asiático de Desarrollo. Recordemos que el gigante chino es responsable en gran medida de las bonanzas del comercio internacional de países exportadores de alimentos y materias primas, como los del cono sur, y que también se muestra ya como un inversionista de significación en países en desarrollo por todo el mundo. De modo que cualquier resfriado chino puede muy bien ser una fuerte gripe y hasta una bronquitis en países en desarrollo, para no hablar aun de una pulmonía.  No está a la vista, aun, la posibilidad de que China disminuya su demanda de granos y de materias primas, para suerte de países como Argentina, Uruguay y Chile, entre otros. Pero no es menos cierto que la evolución del comportamiento económico chino merece seguimiento con algo de preocupación, especialmente cuando, por primera vez en muchos años, muestra niveles de inflación más allá de lo estipulado en sus planes. No en balde el primer ministro Wen Jabao declaraba en marzo pasado que China se enfrentaba todavía una “situación muy complicada para su desarrollo” al tiempo que llamaba a “juzgar acertadamente la situación, mantener la mente despejada y fortalecer la concienciación sobre posibles adversidades, con el propósito de realizar bien los preparativos para enfrentar los riesgos”.

En nuestro país  hemos logrado hasta el momento sortear la prolongada y profunda crisis internacional sin traumatismos mayores aunque a costa de un mayor endeudamiento externo y de una reducción del dinamismo de nuestra economía, con el aumento de la inflación y de las tasas de interés activas más allá de lo previsto y deseable.  La combinación de inflación y encarecimiento del dinero lleva a exprimir los presupuestos familiares, donde hay tales presupuestos, y a hacer más insoportable la situación de miles de familias con ingresos precarios o en franca indigencia.  Más que los vectores financieros de la crisis internacional presente, nos golpean los altos precios del petróleo y de los alimentos. Pero no hay que desestimar ni mucho menos descuidar la atención a la más severa crisis internacional desde la Gran Depresión.

Entramos una situación pre-electoral en un ambiente propicio a la irritación. Y la irritación es mala consejera.  Sobre todo si los arboles no nos dejan ver el bosque, si atormentados por nuestros problemas, nuestro horizonte se reduce a las costas en nuestra situación insular y perdemos de vista el contexto internacional en el que nos desenvolvemos.

La irritación desespera y en la desesperanza podemos actuar como aquel personaje de la fábula china de Zi que, como tantos chinos, amaba a los dragones de los desfiles. Cuenta Shen Zi en su fábula que al señor Ye le gustaban tanto los dragones de los desfiles y festivales  que los tenía pintados o tallados por toda la casa. Pero, entonces, el verdadero dragón se enteró de los gustos del  señor Ye y  voló a la tierra y metió su cabeza por la puerta de la casa del señor Ye y su cola por una de las ventanas, llenándola de fuego y humo. Cuando el señor Ye lo vio, huyó asustado, casi se volvió loco y, entonces se dio cuenta que, en realidad, no amaba tanto a los dragones. Sólo le gustaba aquello que se le parecía, cuando los veía en los desfiles y las festividades, pero en ningún caso el auténtico dragón.

De seguro los tiempos, difíciles, son para examinar con detenimiento y para, parafraseando el primer ministro chino, “juzgar acertadamente la situación” con “mente despejada” las propuestas que nos presenten quienes aspiren a timonear el barco de la nación en los tiempos que vienen.

 

blog comments powered by Disqus

Etiquetas: Julio Sánchez-Maríñez | Situación iternacional. economia mundial | Elecciones dominicanas |
Enlace al artículo original:

 

Ñapa: Blogs
Pablo McKinney Atilio Borón Robert Reich Michael Moore Carlos Báez Evertsz
Federico Mayor Zaragoza Juan Torres López Manolo Pichardo Carlos Santos Vicenç Navarro
Rosario Espinal Paul Krugman Angeles Mastretta Adriano Miguel Tejada Ramón Tejada Holguín
Antoni Gutiérrez-Rubí        
Diario multimedia no lucrativo dominicano a favor de políticas solidarias, la tolerancia y el bienestar ciudadano, Perspectiva Ciudadana es una iniciativa de
Red Vida Cotidiana
, empresa ciudadana solidaria, ONG de la República Dominicana. En la red desde enero de 2001. Reproducción permitida, siempre que se cite la fuente. Celebramos y estimulamos el Software Libre. Perspectiva Ciudadana está diseñada y gestionada con PHP, Apache, MySQL y Ubuntu/Linux.
Portada | Quines somos? | Contacto | Publicidad