Perspectiva Ciudadana
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Suscrbete al Newsletter/Boletn

En portada

Una alimentación adecuada, sobre todo con la ingestión de fibras, junto a otras medidas, ayuda en la lucha personal contra el estreñimiento Fibras y caldos sin picantes ni muchos adobos pueden ser muy favorables a la dieta.

Comparte

Constipación estomacal y la ayuda de alimentos
alfonso quiñones | listindiario.com.do | 14-05-2008
    
SANTO DOMINGO. Hay gente para quienes el baño es un remanso de paz y esparcimiento: se jactan de haber compuesto sus mejores coplas; de haber alcanzado las notas más altas, de haber practicado el mejor discurso de toma de posesión jamás pronunciado... sin siquiera ser político.

Pero para muchos otros, el momento que enfrentan la realidad del baño es de los más duros y dolorosos.  Lo penoso es que bien sea por estrés o alimentación, cada vez son más los que padecen de estreñimiento, a lo mejor sin saber lo peligroso que resulta no ponerle remedio.

Un asunto de definición

Estreñimiento se entiende como la dificultad para la evacuación de la materia fecal.  Es un término mal entendido, pues muchas veces se confunde con la frecuencia. El hábito intestinal es diferente en cada individuo, aunque en la generalidad se considera que una persona sana debe evacuar tres veces por semana como mínimo y hacerlo sin dificultad en tres de cada 4 ocasiones.  Si la frecuencia es menor y la dificultad existe, se habla de estreñimiento o constipación.

Hinchazón abdominal, gases, sensación de pesadez y dolor de cabeza son las primeras consecuencias de este desarreglo.  De no corregirse, le siguen disminución del apetito, mal aliento, cansancio y alteraciones de la piel como acné u opacidad.  Y si se prolonga sin tratamiento o correctivos adecuados, puede derivar en hemorroides, fisuras,  divertículos, síndrome de mala absorción e incluso cáncer de colon.

Causas

Una dieta pobre en fibra, con poca agua y excesivo o insuficiente aporte de grasa es la causa más común de estreñimiento.  Le siguen el abuso de laxantes, el sedentarismo y el estrés.  Traslados a ambientes distintos, efectos secundarios de ciertos medicamentos, el embarazo y la edad avanzada son otros factores que influyen.

Alimentos al rescate

Cambios en la alimentación o consumir alimentos adecuados pueden jugar un papel preponderante.  Veamos algunos ejemplos:

Fibra: Es fundamental, porque la fibra en contacto con el agua se hincha y aumenta el volumen de las heces, que al tocar las paredes del intestino, estimulan el movimiento.  La cantidad recomendada es de 25-30 gramos por día, que pueden provenir de diferentes vías: hortalizas fibrosas (espárragos y verduras crudas), cereales integrales, legumbres, ciruelas (frescas o desecadas) y otras frutas ricas en pectina como manzana, zanahoria, guineos y cítricos.

Agua: se aconseja consumir de 8 a 10 vasos de agua. No todos los líquidos son de utilidad, porque las bebidas de cola, el alcohol, el café y el té, pueden producir el efecto contrario.

Grasas: la alimentación debe ser moderada en grasas, pero no hay que suprimirlas porque actúan como lubricantes intestinales.

Lactobacilos: protegen la flora intestinal, que contribuye a evitar el estreñimiento. Elija yogurt bajo en grasa, leche descremada con fibra y leche cultivada.

Otras medidas
Los hábitos de vida también necesitan ser revisados:

Coma despacio y mastique bien: la digestión comienza en la boca.  Si cada bocado se traga directamente sin masticarlo correctamente, se omiten pasos importantes.  Como resultado, cuando la comida llega al estómago se digiere en forma incompleta, fermenta con facilidad y produce gases e hinchazón.

Realice comidas menos abundantes con mayor frecuencia y eduque el intestino: destine un tiempo para ir al baño con tranquilidad, todos los días a la misma hora, aunque no sienta urgencia.  No reprima nunca las ganas de mover el intestino.

Masaje la zona abdominal: al acostarse y levantarse, siguiendo el recorrido del intestino grueso: comienza en dirección ascendente por el lado derecho, continúe en sentido horizontal por el centro y termine descendiendo por el lado izquierdo.

  • Realice actividad física: la caminata es de los mejores ejercicios.

Combata el estrés y ría más: aunque usted no lo crea, reírse alivia el estreñimiento en dos maneras: masajea los intestinos y alivia la tensión.

Consulte su médico: ante cualquiera de los síntomas primarios o si entiende que algún medicamento prescrito puede estar agravándolo.  El estreñimiento puede ser tratado mucho antes de que se convierta en un problema de salud.  No deje que avance.

  • Un remedio casero efectivo: Tómese un jugo de ciruelas todas las noches antes de acostarse, dejando en remojo ciruelas pasas durante 12 horas en la nevera.  Notará la diferencia.

 

blog comments powered by Disqus

Etiquetas: |
Enlace al artículo original:

 

Ñapa: Blogs
Pablo McKinney Atilio Borón Robert Reich Michael Moore Carlos Báez Evertsz
Federico Mayor Zaragoza Juan Torres López Manolo Pichardo Carlos Santos Vicenç Navarro
Rosario Espinal Paul Krugman Angeles Mastretta Adriano Miguel Tejada Ramón Tejada Holguín
Antoni Gutiérrez-Rubí        
Diario multimedia no lucrativo dominicano a favor de políticas solidarias, la tolerancia y el bienestar ciudadano, Perspectiva Ciudadana es una iniciativa de
Red Vida Cotidiana
, empresa ciudadana solidaria, ONG de la República Dominicana. En la red desde enero de 2001. Reproducción permitida, siempre que se cite la fuente. Celebramos y estimulamos el Software Libre. Perspectiva Ciudadana está diseñada y gestionada con PHP, Apache, MySQL y Ubuntu/Linux.
Portada | Quines somos? | Contacto | Publicidad