Perspectiva Ciudadana
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Suscrbete al Newsletter/Boletn

En portada

Luego de haber experimentado el más largo período de crecimiento o expansión de su economía, que se extendió durante cerca de diez años, dando lugar a la formación de una nueva economía o economía digital, los Estados Unidos acaban de reconocer, de manera oficial, que se encuentran sumergidos en una recesión.


Comparte

La recesión global de la economía
Leonel Fernández | listin.com.do | 03-12-2001
    

Luego de haber experimentado el más largo período de crecimiento o expansión de su economía, que se extendió durante cerca de diez años, dando lugar a la formación de una nueva economía o economía digital, los Estados Unidos acaban de reconocer, de manera oficial, que se encuentran sumergidos en una recesión.

Eso significa que durante dos trimestres consecutivos, la economía norteamericana ha disminuido su capacidad de producción de riqueza, ha incrementado el número de desempleados y ha bajado la capacidad de compra de sus ciudadanos.

Naturalmente, esa era una tendencia que venía incubándose dentro de la economía y la sociedad norteamericana desde antes de los ataques terroristas del pasado 11 de septiembre, pero que como consecuencia de esos acontecimientos se ha acelerado y profundizado.

Al igual que los Estados Unidos, los países europeos, con Alemania a la cabeza; los asiáticos, liderados por Japón; y los de América Latina, presididos por Argentina, México y Brasil, se encuentran también atravesando por una situación de virtual parálisis económica, lo que significa que por vez primera desde 1973, esto es, desde hace 28 años, cuando la OPEP decretó la cuadruplicación de los precios del petróleo, la economía se encuentra afectada por una situación de estancamiento global. De acuerdo con datos suministrados por diversas agencias internacionales, el crecimiento económico mundial del 2001 será equivalente al de la mitad del año pasado y estará por debajo de 2.5 por ciento, es decir, en el extremo límite que el Fondo Monetario Internacional define como la frontera entre el progreso y el declive.

En el análisis de la actual recesión global es preciso distinguir los aspectos de carácter cíclico de los de naturaleza estructural.

En relación al carácter cíclico, cabe señalar, como hemos indicado, que la economía de los Estados Unidos ya se encontraba en un proceso de desaceleración desde antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre, lo que equivale a decir que el ciclo de expansión de la década de los noventa había llegado a su fin, poniendo en dudas la peregrina tesis lanzada por un grupo de economistas, ilusionados por la bonanza del período, de que con el advenimiento de la economía digital, los ciclos de la economía habían desaparecido.

Nada más desacertado. Lo que en la actualidad afecta a la economía de los Estados Unidos, como al resto de la economía mundial, es un ciclo de contracción, que se produce de manera natural en una economía de mercado y que, conforme a un patrón de conducta establecido desde fines de la Segunda Guerra Mundial, vuelve a una fase de recuperación en un período que no excede de un año.

De acuerdo con los expertos, al actual ciclo de contracción económica debe seguirle un período de recuperación a partir del segundo semestre del año próximo.

Pero al mismo tiempo que la actual recesión global puede ser interpretada a partir de la teoría de los ciclos económicos, hay un elemento de carácter estructural, que consiste en el fenómeno de la integración de la economía mundial, que no puede pasar inadvertido.

En efecto, una de las características distintivas de la actual recesión mundial es que los países más perjudicados son aquellos con mayores niveles de integración a la economía global, fundamentalmente a la de los Estados Unidos, mientras que aquellos con menores niveles de integración, como China y la India, no han sido afectados.

Por supuesto, la solución a la actual crisis de recesión no consiste en estimular la no integración de las naciones a la economía mundial. Eso sería un contrasentido. Pero lo que sí es evidente es que la actual situación demuestra que no hay fórmulas de validez universal para promover la prosperidad y el desarrollo.

La integración a la economía mundial, que consistiría básicamente en abrir los mercados para estimular el comercio y las inversiones es un arma de doble filo. Por un lado, es prácticamente indispensable para incrementar la competitividad de las naciones e insertarlas en los mercados internacionales; pero, por el otro, obliga a asumir los riesgos que hoy día se derivan de las conmociones que estremecen a los principales mercados del mundo.

Un elemento adicional de la actual recesión global lo constituye la guerra en Afganistán.

Si los Estados Unidos y sus aliados son capaces de obtener una rápida y fulgurante victoria en ese país asiático y logran controlar los efectos devastadores del terrorismo, el factor de incertidumbre, como causa subjetiva de la crisis, podría ser eliminado, acelerándose de esa manera el proceso de recuperación.

Mientras tanto, y hasta que se apague el fuego mortífero de los bombardeos y las metralletas, la acción patriótica de mayor aliento que los gobiernos podrían insuflar entre sus ciudadanos para volver a la expansión económica y al bienestar es tan simple que parece una verdad de Perogrullo: consiste en crear las condiciones para que éstos vuelvan de manera masiva a las tiendas y supermercados y compren lo más que puedan.

El autor es ex presidente de la República Dominicana.

 

 

blog comments powered by Disqus

Etiquetas: Política |
Enlace al artículo original:

 

Ñapa: Blogs
Pablo McKinney Atilio Borón Robert Reich Michael Moore Carlos Báez Evertsz
Federico Mayor Zaragoza Juan Torres López Manolo Pichardo Carlos Santos Vicenç Navarro
Rosario Espinal Paul Krugman Angeles Mastretta Adriano Miguel Tejada Ramón Tejada Holguín
Antoni Gutiérrez-Rubí        
Diario multimedia no lucrativo dominicano a favor de políticas solidarias, la tolerancia y el bienestar ciudadano, Perspectiva Ciudadana es una iniciativa de
Red Vida Cotidiana
, empresa ciudadana solidaria, ONG de la República Dominicana. En la red desde enero de 2001. Reproducción permitida, siempre que se cite la fuente. Celebramos y estimulamos el Software Libre. Perspectiva Ciudadana está diseñada y gestionada con PHP, Apache, MySQL y Ubuntu/Linux.
Portada | Quines somos? | Contacto | Publicidad